17 dic. 2013

La carta del mes: Enchantment transfusion


Vuelve la sección de La carta del mes para analizar un nuevo hechizo y ver cómo podemos exprimirlo al máximo. En esta ocasión voy a cumplir con una promesa que tenía pendiente desde hace tiempo, que no es otra que examinar la carta Enchantment transfusion. Este aparentemente sencillo e inocente encantamiento de la escuela de magia arcana nos va a permitir realizar una gran cantidad de maldades que dejarán a nuestro pobre oponente bastante consternado.



Como siempre, empezaremos realizando un repaso de la carta en cuestión:
                  
Enchantment transfusion
-Hechizo rápido.
-Tipo: Encantamiento.
-Escuela: Arcana.
-Coste de inclusión en el libro: 1.
-Rango 0-2.
-Objetivo: Criatura.
-Coste de maná: 2 para jugarlo, X para revelarlo (veremos más adelante cuál es el valor de X)
-Subtipo: Metamagia.
-Efecto: Cuando se revela Enchantment transfusion, se pueden mover cualquier número de encantamientos que controlemos desde esta criatura a otro objetivo válido que esté situada hasta a dos zonas de distancia. X = La suma de los niveles de los encantamientos que se van a mover (los que están sin revelar cuentan como si fueran de nivel 1).


Enchantment transfusion es, a primera vista, un hechizo con un efecto muy similar al de Shift enchantment. Una diferencia entre ambos radica en el número de transferencias que se pueden realizar con ellos. Shift enchantment sólo permite mover un único encantamiento, mientras que la carta de esta entrada permite llevar una cantidad indefinida de ellos. Puede parecer una tontería porque habitualmente sólo estaremos interesados en un movimiento (siempre suponiendo que usamos la carta como parece que debe ser usada, claro), pero si nuestro Steelclaw grizzly está a punto de morir y lo hemos cargado de bonificadores como Bear strength, Rhino hide y Falcon precision, seguro que nuestro Beastmaster estará encantado de recibir todos esos encantamientos y no tener que elegir cuál prefiere conservar.

La otra diferencia entre ambos hechizos es su tipo de carta: este último es un incantation, lo que significa que tiene un efecto inmediato en la partida, mientras que Enchantment transfusion es un encantamiento, por lo que se juega boca abajo y no es necesario revelarlo hasta que vayamos a usarlo. Pagando dos puntos de maná adicionales en un momento en el que no necesitemos urgentemente una acción podemos, más adelante, cuando el enemigo esté sobre nosotros y no podamos permitirnos el lujo de gastar una acción en mover un encantamiento, rentabilizar la inversión.

Dado que ambas cartas tienen un texto similar, recomiendo a todos los lectores que repasen la entrada La carta del mes: Shift enchantment para refrescar la memoria sobre qué inofensivos usos podemos dar a estas cartas, ya que en esta ocasión nos vamos a centrar en las combinaciones que sólo se pueden efectuar con Enchantment transfusion precisamente debido a que se trata de un encantamiento y no de un incantation.

¿Por qué le damos tanta importancia a que sea un encantamiento? La razón es la siguiente: un incantation sólo se puede jugar cuando nuestro mago (o un familiar con la capacidad de lanzar este tipo de hechizos) está actuando o mediante el marcador de Quick cast, mientras que un encantamiento, una vez jugado, se puede revelar muchos más momentos: al final de cada fase o subfase del juego, una vez se da la vuelta al marcador de acción de una criatura, al finalizar un movimiento de una criatura... Esto va a ser la clave para la primera remesa de maldades. Además, revelar un encantamiento no puede ser cancelado porque no sigue los pasos habituales de jugar un hechizo (Cast spell, Counter spell y Resolve spell), lo que nos va a permitir otro tipo de jugadas.

Sin más dilación, veamos la lista de artimañas que se pueden realizar gracias al Enchantment transfusion:
 
-El Jinx a la carta. Jinx es una gran carta ya que es de las pocas que pueden cancelar un hechizo, pero tiene un gran defecto: no podemos elegir qué vamos a cancelar, sino que cancela el próximo hechizo rápido que lance el objetivo. Para esta estratagema necesitamos jugar un Jinx boca abajo sobre una de nuestras criaturas que no pueda lanzar hechizos (esto es fundamental para no tener que revelarlo) y un Enchantment transfusion boca abajo sobre la misma criatura. Una vez hecho esto, mantendremos a la criatura portadora de nuestra pérfida combinación a una distancia de dos o menos zonas del mago enemigo y esperaremos pacientemente a que dicho mago lance un hechizo rápido que queramos cancelar. Cuando esto ocurra, al final de la subfase Cast spell (la primera de las tres que sigue el proceso de jugar una carta) revelaremos el Enchantment transfusion y moveremos el Jinx al mago rival. Cuando el juego avance a la próxima subfase, Counter spell, Jinx deberá ser obligatoriamente revelado y cancelará el hechizo correspondiente. ¡Voilà!

-El Nullify a la carta. Al igual que hemos hecho con Jinx, podemos reservar un Nullify para cancelar algo que sea realmente importante y que pueda alterar drásticamente el transcurso de la partida en lugar de cancelar cualquier minucia. La jugada sigue exactamente el mismo procedimiento anterior: colocaremos el Nullify y el Enchantment transfusion en una criatura inofensiva (para que no sea el objetivo de ningún hechizo y no perdamos el Nullify) y la mantendremos a una distancia prudencial de los posibles objetivos que queramos proteger. Al final de la subfase Cast spell, revelaremos el Enchantment transfusion para mover el Nullify y que haga su trabajo. Lo mismo se puede aplicar al Reverse magic.
 
-La defensa a la carta. Cuando un monstruo enemigo como Adramelech potenciado con Bear strength se aproxima a nuestro mago y en nuestro Quick cast colocamos un Block boca abajo para evitar su ataque, estamos telegrafiando nuestra jugada. Es muy probable que el rival se de cuenta de qué pretendemos y actúe en consecuencia para evitar nuestro Block atacando primero con una criatura menor. En cambio, si ponemos el Block sobre otra criatura que no va a recibir ningún ataque (una criatura voladora inofensiva es ideal para este propósito) y le sumamos Enchantment transfusion, podremos disponer de una defensa a la carta para evitar cualquier ataque peligroso. Llegado ese momento, al final de la subfase Declare attack, revelaremos nuestro encantamiento para mover el Block a la criatura ataque, de forma que, cuando el juego entre en la subfase Avoid attack, dispongamos de una defensa para evitar el ataque. Lo mismo se puede aplicar al Reverse attack.

-Evitar un Nullify. Hay ocasiones en que queremos jugar un encantamiento sobre una criatura para anularla (Turn to stone, Force hold) o para perjudicarla gravemente (Ghoul rot, Poisoned blood), pero dicha criatura tendrá ya tener un encantamiento boca abajo que seguramente será un Nullify. En esas ocasiones, o bien echamos mano de un Seeking dispel o bien desperdiciamos uno de nuestros encantamientos o incantations para descubrir si es un Nullify o bien utilizamos Enchantment transfusion. Como revelar un encantamiento no sigue las subfases Cast spell, Counter spell y Resolve spell (sólo se siguen cuando se coloca boca abajo), al revelar Enchantment transfusion y mover nuestro encantamiento maligno a su verdadero objetivo no se dispara el Nullify del rival.

-Acumular maldiciones. Enchantment transfusion es una herramienta muy interesante para un Warlock que no sea agresivo, sino que pretenda quedarse en una esquina acumulando equipo y defensas y eliminar a su rival mediante maldiciones. En caso de que el rival tampoco decida avanzar, existe el problema de que no puede poner maldiciones de un lado a otro del tablero. En tal caso, nuestro prudente Warlock puede invocar una criatura que sirva de huésped de las maldiciones y ponerle todas a ella boca abajo para no desperdiciar acciones. Una vez haya terminado de cargar a la criatura con maldiciones, podrá añadir un Enchantment transfusion y mandar al huésped hacia el rival. Cuando el rango sea el adecuado, Enchantment transfusion se encargará de mover todas las maldiciones sobre el rival, evitando, además cualquier Nullify. Si usamos Enchanter's ring para reducir el coste de jugar las maldiciones boca abajo ni siquiera perderemos maná en el proceso.
 
-La trampa mortal. Terminamos la entrada con una estrategia que es posible gracias a Enchantment transfusion. Para elaborar nuestra trampa, invocaremos una fuerza letal en una misma zona, como cuatro Iron golems (elegido por su coste, aunque tanto la hidra como el oso dan mejores tortazos). En nuestro turno, utilizaremos un Teleport sobre el mago rival y lo mandaremos a la trampa mortal, para acto seguido revelar Enchantment transfusion y pasarle al enemigo las siguientes cartas: Force hold (para impedir que pueda escapar a pie), Jinx (para evitar su primera intentona de huir, ya sea mediante Teleport o mediante Dispel al Force hold) y Nullify (para frustar un posible Teleport).


Como habéis podido comprobar, Enchantment transfusion es una carta muy poderosa, aunque a primera vista no lo parezca. En cualquier libro de magia arcana recomiendo incluir al menos una copia de este encantamiento y una de Jinx, ya que esta combinación permite obtener mucha ventaja, sobre todo si utilizamos los anillos reductores disponibles para el Wizard. Probad esta carta y os aseguro que no os arrepentiréis.

2 comentarios:

  1. Muy cheto, pero como casi todas las jugadas chulas de este juego son sobretodo válidas para el mago, ya que todos estos spells le cuestan menos...

    ResponderEliminar
  2. Sí, la magia arcana permite muchas maldades. La diferencia entre un Wizard y otro mago es que el primero puede meter dos copias de Enchantment transfusion y otras dos de Jinx sin despeinar sus barbas mientras que el segundo debe contentarse con una copia de cada y dar gracias, que aún tiene que pagar los Dispel. Del Warlord no hablamos, claro.

    ResponderEliminar