14 oct. 2013

La carta del mes: Shift enchantment


En esta ocasión abandonamos los trucos mentales para regresar a la escuela de magia arcana y analizar un hechizo que proporciona una gran versatilidad. Su nombre es Shift enchantment y sirve para mover un encantamiento que controlemos de un objetivo a otro. No esperéis de esta carta que sea la protagonista de grandes y devastadoras combinaciones que ganen la partida por vosotros, pero sí que aporte pequeñas ganancias que puedan decantar una partida muy ajustada. Veamos qué partido podemos sacar de este sencillo hechizo.



Como viene siendo habitual en estas entradas, vamos a conocer la carta en cuestión:

Shift enchantment
-Hechizo rápido.
-Tipo: Incantation.
-Escuela: Arcana.
-Coste de inclusión en el libro: 1.
-Rango 0-2.
-Objetivo: El encantamiento y el nuevo objetivo.
-Coste de maná: 1 si el encantamiento está boca abajo o el nivel del encantamiento si está boca arriba.
-Subtipo: Metamagia.
-Efecto: Novatos. Mueve un encantamiento que controles a un nuevo objetivo válido. Se debe disponer de línea de visión al encantamiento y al nuevo objetivo.


En primer lugar, Shift enchantment es un hechizo con el rasgo Novice. Esto significa que su coste de inclusión en cualquier grimorio, ya sea de magia arcana o no, supone un sólo punto de libro. Aunque en ocasiones es complicado hacer hueco a un hechizo incluso de un coste tan bajo, a continuación veremos que Shift enchantment es una carta que merece la pena. Yo, al menos, siempre intento llevar al menos una copia en mis libros.

El efecto de este hechizo es bastante sencillo. Podemos mover un encantamiento bajo nuestro control de una criatura a otra, de una conjuración a otra o de una zona a otra. Una veces podremos sacar más provecho de ese movimiento y otras veces menos. Vamos a ver en qué situaciones diponer de Shift enchantment nos puede beneficiar:

-Este hechizo nos permite disfrutar del beneficio de un mismo encantamiento dos veces en el mismo turno. Por ejemplo, podemos revelar un Bear strength que hayamos jugado sobre una de nuestras criaturas y atacar con ella con dos dados de ataque adicionales para, a continuación, utilizar Shift enchantment y mover el encantamiento a otra de nuestras criaturas de forma que aprovechemos otra vez su efecto. O podemos utilizar un mismo Cheetah speed para que dos de nuestras criaturas se muevan dos veces y ataquen. Hay muchas posibilidades. Quizá alguno pueda pensar que se consigue lo mismo y más empleando una segunda copia del encantamiento. Y es cierto, salvo por las dos ventajas que ofrece Shift enchantment: un menor coste de maná y, en la mayoría de las ocasiones, un menor coste de puntos de libro.

-Hay encantamientos épicos, como Divine intervention, y otros que son muy caros de incluir, por lo que nuestro libro contará con una única copia. Si nos hemos equivocado al jugar el encantamiento en cuestión, ya sea porque lo hemos jugado demasiado pronto o porque más adelante encontramos un mejor objetivo sobre el que colocarlo, Shift enchantmente puede corregir esta situación.

-También se puede utilizar este hechizo para mover un encantamiento de un objetivo que esté próximo a ser destruido. Si una de nuestras criaturas se encuentra escasa de puntos de vida podemos quitarle de encima uno de los encantamientos que tenga encima y que la potencie para enviárselo a otro esbirro con mejores perspectivas de futuro. O podemos pasarle un Vampirism desde otra criatura para tratar de salvarla.

-Shift enchantment también permite usar una acción para evitar pagar el sobrecoste de maná de un encantamiento con el rasgo Magebind (siempre que este coste adicional sea mayor que el nivel del hechizo, porque de no serlo, no merece la pena). Cartas como Harmonize o Regrowth tienen el rasgo Magebind +2, por lo que utilizando esta triquiñuela podemos ahorrar un punto de maná a base de gastar una acción (si jugamos un Wizard con Arcane ring el movimiento será gratuito y el ahorro será mayor). No digo que sea la mejor inversión, pero, a veces, lo que falta es el maná y, por tanto, sobran las acciones.

-Ya que hemos mencionado Harmonize, podemos jugar este encantamiento sobre un spawnpoint en los primeros compases de la partida y, más adelante, cuando ya no precisemos de la acción adicional o si nuestro adversario quiere destruir nuestra conjuración, moverlo al mago para aprovechar mejor la canalización extra (y evitar, de paso, el sobrecoste del Magebind).

-Si nuestro mejor atacante es teletransportado a una parte del tablero alejada de la acción, podemos utilizar Shift enchantment para devolver algún encantamiento, como Bear strength, a la zona donde se está desarrollando el combate o para entregarle un Cheetah speed que tenga otra de nuestras criaturas para que pueda regresar y atacar en una sola acción.

-Shift enchantment puede ser muy útil si en nuestro libro incorporamos alguna trampa u otro hechizo de zona. Si colocamos en una zona una trampa y nuestro rival maniobra para evitarla, podemos trasladarla a otra zona que se interponga en su camino para forzarle a que elegir entre volver a esquivarla (con la correspondiente pérdida de tempo) o activarla. Este mismo razonamiento se puede utilizar con Sacred ground, por ejemplo. Es probable que nuestro rival utilice alguna estrategia para evitar este encantamiento y sacarnos de nuestra zona defensiva. Pues bien, con Shift enchantment volveremos a obtener ese preciado Aegis 1.

-Un Warlock puede sacar mucho provecho de este hechizo, moviendo sus maldiciones de unos objetivos a otros que sean más jugosos. Además, con este mago se puede dar una situación donde Shift enchantment brille con luz propia: si una de nuestras criaturas es víctima de un Sleep y queda dormida podemos jugar sobre ella un Death link o un Ghoul rot para que reciba daño (sin necesidad de atacarla) y que así se despierte; a continuación, utilizaremos Shift enchantment para mover la maldición a un objetivo enemigo.

-Un Wizard puede usar este hechizo para penalizar una mala jugada del rival. Supongamos que nuestro rival dispone de dos monstruos, por ejemplo dos Steelclaw grizzly (¡y de nuevo consigue figurar!), y que hemos jugado un Turn to stone sobre uno de ellos. Si comete el error de actuar primero con el oso petrificado para "pasar su turno" (está incapacitado) podremos mover Turn to stone al otro Steelclaw grizzly y efectivamente inutilizar ambos plantígrados durante toda la ronda.


Como habéis comprobado, Shift enchantment no va a ser nunca la carta que se recuerde como ganadora de una partida. Pero si analizamos todas nuestras partidas, en la gran mayoría podremos encontrar al menos un momento donde mover un encantamiento hubiera sido de gran utilidad. ¿No merece la pena entonces invertir el 0,83 % de los puntos del libro en esta pequeña joya? En mi opinión, sí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario